Cabo Verde: El cóctel de playas infinitas, aguas turquesas y sol - Viajar y Descubrir

Header Ads

Cabo Verde: El cóctel de playas infinitas, aguas turquesas y sol

 

Cabo Verde es un archipiélago que emerge del Atlántico unos 500 km al oeste de Senegal ofrece una cautivadora mezcla de montañas, playas y apacibles pueblos costeros. Hace pocos años, se ha convertido en un destino preferido para muchos turistas.

Qué ver en Cabo Verde:

1. Isla de Santo Antão: una joya natural para los aficionados al senderismo:

Es una joya natural para los aficionados al senderismo puesto que ofrece rutas panorámicas por las que dejarse llevar. Presenta paisajes totalmente diferentes los unos de los otros.

Mientras que el Sur y el Oeste se caracterizan por paisajes secos donde ninguna flor se atreve a crecer, encontramos vegetación plena en el Norte y Este de la isla. 

Entre los lugares a visitar en la Isla de Santo Antão: Valle de Paul, Ribiera Grande, también Vila das Pombas.

2. Isla de Sal: El paraíso de los surferos:

la Isla de Sal se ubica cerca de Boa Vista y muy conocida por su famosa palaya de Santa María que goza de larga extensión de aguas cristalinas y arena dorada que la convierten en un atractivo lugar, ideal tanto para el descanso como para la práctica de deportes acuáticos.

En la misma isla hay un lugar que merece la pena estar visitado por su valor histórico y cultural. Se trata de Las salinas de Pedra de Lume. Es un antiguo cráter de volcán por donde se infiltra agua de mar a través de un túnel y se evapora dando como resultado un paisaje singular donde poderse bañar y flotar de forma relajada debido al alto porcentaje de sal.

3. Isla São Nicolau:

Entre los lugares mas visitados de la isla, encontramos a la formación rocosa Carbeirinho está situada al noroeste de la isla, a unos 16 km al oeste de la carretera que conecta Tarrafal de São Nicolau con Praia Branca. Carbeirinho es fruto de los caprichos de la naturaleza, las rocas y acantilados que dan forma a este enclave recuerdan a un paisaje de novela fantástica. Se puede decir que es un auténtico retiro para todo aquel que busque encanto y serenidad.

También se destaca el Parque Natural de Monte Gordo que goza de una gran riqueza y diversidad, este parque, situado al oeste de la isla, cuenta con buenas rutas de senderismo que pasan por pintorescos pueblos donde disfrutar charlando con los amables lugareños. Merece la pena perderse en un paseo por la cima del Monte Gordo, un volcán inactivo de 1312 m, y deleitarse con sus panorámicas.

4. Isla Boa Vista: La Isla de hermosas vistas:

Si estás en Cabo Verde entre julio y septiembre, estarás obligado a visitar la Isla Boa Vista, especialmente, su Playa de Ervatão para disfrutar de la anidación de tortugas bobas. La playa ubicada en la costa sureste de la isla, se considera el tercer lugar del mundo más importante en desove, un enclave seguro para las tortugas y donde por las noches se lleve a cabo tal espectáculo. Ahora bien, durante el día la playa y sus inmediaciones son ideales para evadirse y disfrutar de la calma desértica de Boa Vista.

Boa Vista es el mejor lugar para disfrutar de unas relajantes vacaciones rodeado de naturaleza y playas paradisíacas. Las playas se funden en pintorescas dunas, garantizando así unas vistas privilegiadas.

En la misma isla se puede visitar también el Desierto de Viana: Se trata de una prolongación del Sáhara en medio del océano Atlántico como consecuencia de los vientos alisios cargados de arena procedentes del continente que formaron una extensión de dunas de arena blanca entre las cuales pueden encontrarse rocas volcánicas, arbustos y palmeras. El contraste que supone este espacio con el resto de paisaje de la isla lo convierte en un destino clave, ideal para recorrer a pie y desde el que disfrutar de la salida y puesta de sol.

5. Isla de Fogo: Isla del Fuego:

Con 2900 metros de altitud, es el pico más alto de todo Cabo Verde. Se dibuja un paisaje lunar en sus alrededores como fruto de las coladas de lava que afloraron en su última erupción a finales de 2014.



Y todavía hoy sigue expulsando dióxido de azufre a través de fumarolas calientes en un atractivo espectáculo de la naturaleza.

6.  Isla de São Vicente:

Entre los lugares a visitar en la isla, destacamos a ​​​​​​Bahía das Gatas: es una piscina natural rodeada de rocas, con apenas oleaje y poca altura. Es un buen lugar para relajarse con un tranquilo baño en aguas cristalinas.

También puedes puedes hacer rutas de senderismo hasta el Monte verde, aunque en realidad, no es verde sino rojo

7. Santiago : La isla más grande de Cabo Verde

Es la isla más verde y fértil del archipiélago. En Santiago uno tiene la posibilidad de contemplar un variado paisaje, y es gracias a esta diversidad que la isla ofrece un sinfín de actividades al aire libre.

Las dos cadenas montañosas de la isla ofrecen las mejores condiciones para unas vacaciones en las que se practique senderismo. En Santiago es donde es encuentra la capital de Cabo Verde, Praia, es también merecedora de una visita.

8. Brava: la ciudad más bonita de Cabo Verde

Es una isla verde con un manto de colores gracias a la cantidad de plantas que florecen. No es de extrañar que Villa Nova Sintra sea considerada la ciudad más bonita y también la más prestigiosa porque se rumorea que en Isla Brava se encuentran las casas más caras del archipiélago, algo que no es muy común encontrar en este destino.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.